english version
InicioContactoMapa WebFacebookTwitterYoutube
Inicio / Noticias

Posicionamiento: Alcohol y salud pública: hechos y datos

La ingesta de bebidas alcohólicas se asocia a consecuencias sanitarias, sociales y económicas tan negativas o más que las que produce el tabaco, que afectan tanto al consumidor como a terceras personas. Estas se relacionan con su capacidad adictiva, pero también con sus efectos cognitivos y biológicos, incluso a dosis bajas. Las consecuencias del alcohol están asociadas tanto al volumen total consumido como al patrón o modo en que se consume y a las circunstancias individuales y colectivas del bebedor y su entorno. Por ello, su ingesta puede tener un impacto negativo en la salud, incluso en personas que no realizan un consumo elevado. A pesar de todo ello, y a diferencia del tabaco, la percepción de riesgo asociada al consumo de alcohol continúa siendo muy pequeña. 



Fecha de publicación: 01/12/2016